ignacionario.com

Adele está enamorada. Pero no de los 6 Grammy que recibió el pasado domingo y que la convirtió en la reina de la premiación, sino de Simon Konecki, su nuevo novio.

Después de haber sufrido algunos traspiés amorosos, la cantante británica tiene miedo de que su profesión lleve la relación por mal camino, por lo que planea retirarse unos cuantos años y dedicarse de lleno a la relación con su pareja.

“Me voy a retirar durante cuatro o cinco años. Si estoy trabajando constantemente mis relaciones acaban fallando, así que ahora voy a disfrutar del amor. De esa forma tendré suficiente tiempo para escribir un álbum nuevo que refleje esas experiencias felices. Y más allá de eso no sé qué voy a hacer. Casarme, tener hijos, plantar un huerto de hortalizas”, dijo la artista a la edición estadounidense de Vogue.

2Reconozco que me gusta un poco el drama y eso no es bueno. Tengo algunos cambios de humor muy repentinos. No es que sea bipolar, pero puedo pasar de decir ‘Dios mío, te amo’ a ‘fuera de mi casa’. Y además no suelo tratar los problemas cara a cara, sino que mantengo incómodos silencios que sacan a mi novio de quicio. Por otra parte, solía darle un poco a la bebida, aunque ahora no bebo absolutamente nada”, agregó Adele.

“Simon es maravilloso y está orgulloso. Y no le importa lo que otros piensen de mí. Me cuida mucho y la verdad es que no sé si podría haber superado todo el proceso de recuperación si no hubiera sido por él”, dijo la cantante al referirse a su reciente operación de las cuerdas vocales.

¿Habrá una canción de amor escrita para Simon?