Cada vez más las prácticas sexuales se alejan de todo tipo de convencionalismo y van por más, en busca del máximo placer.

Tal es el caso de de  lo que indica un reciente estudio llevado a cabo por la Asociación Americana de Sociología, que explica que actualmente existe una nueva forma de satisfacerse.

Ese método se llama petting y consta de besos, abrazos, masajes y caricias, lo cual parece haber superado definitivamente a la penetración en el orden de importancia en esta clase de encuentros.

Así, lo que para muchos constituye un preámbulo erótico alargado, suprime por completo el contacto entre genitales, pero sí incluye la manipulación de los mismos y la estimulación con otros rincones del cuerpo.

Lo interesante de este método es que el pet -o mimo en inglés- produce sensaciones orgásmicas en ellas y eyaculatorias en ellos, lo cual se ha convertido en una alternativa masiva para evitar contagios y embarazos no deseados.

En la actualidad, está más que aceptado según lo demuestra en mencionado estudio, del cual hizo parte una encuesta aplicada en varios estados de la unión americana, de acuerdo con una de las últimas publicaciones del Journal of Sexual Medicine, en 2011.

De esta forma, según el líder de la investigación: “esta práctica puede ser más satisfactoria que el coito para las mujeres”, pues el sexo convencional no es suficiente para tener un orgasmo y necesitan más estimulación previa.