Sorprendentemente, en la sociedad asiática el sexo de los adolescentes está muy lejos de ser lo que era. En este caso, los japoneses de entre 16 y 19 años se muestran poco interesados en esa área. Así, lo demuestra un estudio publicado por la Asociación de la Planificación Familiar de Japón. Un 36% de los varones entre 16 y 19 años encuestados se muestran indiferentes o reacios a mantener relaciones sexuales.

De esta forma, estos datos significan un incremento de un 19% con respecto a los regsitrados en 2008. Sin embargo, la indiferencia se extiende también entre la población femenina, porque se deduce que las chicas esto del sexo las deja todavía más frías.

Además, el estudio también ha contemplado la vida sexual de las parejas casadas. Aproximadamente el 40% de los casados no habían tenido relaciones sexuales en el último mes, un aumento del 4% de la misma encuesta realizada dos años antes y casi un 10% más que en 2004.

Este tipo de conductas constituyen un verdadero problema en Japón, país que tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo y una de la poblaciones más envejecidas.