danisteb

 

El director técnico Pep Guardiola ha puesto como condición, para renovar su contrato en el Futbol Club Barcelona, que en la próxima plantilla ya no esté el defensor Gerard Piqué.

Al entrenador le molesta sobremanera la atención mediática que despierta el futbolista a raíz de su romance con la cantante colombiana Shakira y considera que Piqué, de 25 años, está más atento a la publicidad y a la prensa que a su equipo.

El presidente del club azulgrana, Sandro Rosell, se niega en cambio a quedarse sin un jugador que funciona como un imán mediático y constituye una figura de alto peso comercial frente a las marcas patrocinadoras de la institución y esa ha sido la razón para que Pep no haya firmado todavía su nuevo contrato.

Ronald Koeman y Michael Laudrup aparecen como los posibles reemplazantes de Guardiola, aunque hoy Rosell ha desmentido rotundamente la especie periodística, al afirmar que “sólo el entrenador decide quién se va y se queda en el equipo”.

El entrenador catalán fue testigo inicial de la relación amorosa entre Gerard Piqué y Shakira, al punto de que fue el propio Guardiola quien le aconsejó que hiciera público el romance para que la prensa dejara de acosarlo y pudiera, de ese modo, dedicarse a jugar.

Los directamente aludidos, es decir, Piqué y Shakira, no se han pronunciado aún al respecto.